Descripción del proyecto

Urgencias odontológicas en Bogotá

Urgencias y emergencias dentales y odontológicas en Bogotá

Las urgencias y emergencias odontológicas deben ser tratadas por un profesional en el menor tiempo y así evitar posibles complicaciones. La menor molestia en su boca puede ser un síntoma de algo que puede empeorar considerablemente en el momento menos esperado. Algunos de los puntos a tratar en las urgencias dentales son:

Dolor

Molestia al frío, al calor, o al morder. Incomodidad constante, o repentina, que puede llegar a ser incapacitante. No cede ante analgésicos o cede muy poco.  Debe ser tratado a tiempo, se considera una urgencia odontológica antes de que el dolor se vuelva insoportable y termine además perdiendo la pieza dental.

Inflamación

Aumento de temperatura (calor), enrojecimiento (rubor) e hinchazón (tumor), dolor y  pérdida de función ocurren como consecuencia de la síntesis de mediadores y de la lesión regulada por los leucocitos. Los cambios del calibre vascular y del flujo sanguíneo se inician con relativa rapidez tras la lesión.

Sangrado

A veces, se observa tras el cepillado de dientes un poco de sangre. Es necesario prestar atención a este hecho pues puede ser el inicio de un problema bucal conocido con el nombre de gingivitis, que si se descuida puede dar lugar a infecciones. No es una urgencia odontológica inmediata, pero sí es una señal, de que tiene que pedir cita muy pronto, para hacer una fase higiénica completa, y revisión general, para diagnosticar bien el sangrado.

La gingivitis, una enfermedad bucal que afecta a las encías y que causa su inflamación y sangrado. Esta enfermedad se produce por la acumulación de la placa, que es una película de desechos alimenticios y de bacterias, que al no recibir una limpieza conveniente, se convierten en depósitos denominados sarro o cálculo dental, que favorece la aparición de problemas periodontales. De esta forma se producen toxinas que pueden destruir los tejidos de la encía y hacer mayor la distancia entre los dientes formando bolsas de infección. Como consecuencia de la gingivitis la propia infección puede llegar hasta el hueso y provocar que los dientes se aflojen e incluso se caigan.

Los primeros síntomas que pueden ser indicio de gingivitis son:

  • Los dientes se mueven como si no estuviesen bien sujetos.
  • Mal aliento, producido por la proliferación de bacterias.
  • Hinchazón de las encías y enrojecimiento de éstas.
  • Sangrado de las encías.

Fracturas

Las fracturas dentales son una de las causas de consulta más común en urgencias. En la mayoría de ocasiones la principal finalidad de desear reparar la fractura es puramente estética, sobre todo si es en el segmento anterior.

Si la fractura presenta sensibilidad, es dolorosa o produce incomodidad al paciente, puede deberse a la afectación de la pulpa. Las fracturas menores, o fisuras, como las pequeñas líneas en el esmalte dental dan aviso, de mordida traumática o bruxismo. Hay otro tipo de fracturas, que se clasifican, según la cantidad de tejido afectado.

Si solo se ha afectado el esmalte o el esmalte y la dentina, se hará una resina, de alta estética, que repara el defecto, y el paciente sale como si nada hubiera ocurrido.

Las fracturas severas son aquellas causadas, normalmente por un accidente. El paciente debe saber que, si la fractura es severa, es importante acudir al odontólogo lo antes posible, aunque no sienta dolor alguno. En ocasiones, el único signo de daño en la pulpa dental es la pérdida del color del diente. Se torna gris o se oscurece. En este caso hay que hacer una endodoncia, así no tenga dolor, lo que la gente comúnmente llama tratamiento de conductos, por medio del cual, se remplaza el nervio afectado, por gutapercha, y el color del diente, vuelve a su normalidad.

En otras ocasiones, solo hay que hacer controles de seguimiento odontológico, para ver la evolución del trauma.

Las  fracturas verticales en la raíz anulan toda posibilidad de salvar el diente fracturado. Cuando existe un paciente en esta situación, la extracción es la única solución. No obstante, deben considerarse todas las posibilidades antes de extraer la pieza. En caso de necesitar la extracción del diente, la colocación inmediata de un implante es una de las mejores soluciones.

Trauma dentoalveolar

Lesiones dentoalveolares, son aquellas lesiones que afectan a los dientes, la porción alveolar del maxilar y la mandíbula, y los tejidos blandos adyacentes. Se encuentran entre las enfermedades dentales más graves. Ejemplos de tales lesiones incluyen la avulsión de dientes, fracturas de los dientes, fracturas del proceso alveolar, y laceraciones de los tejidos blandos. Estas lesiones se asocian con mayor frecuencia con los accidentes y la violencia.

La “avulsión dental” es el término como se conoce en el lenguaje odontológico a la caída o salida de un diente como consecuencia de un golpe violento.

La avulsión dentaria se da cuando un diente, conservando su integridad, sale de su alojamiento en el hueso debido a un traumatismo; es decir, el diente sale completamente de su alveolo.

¿Que debo hacer ante la avulsión de un diente definitivo?

  1. Asegurarnos de que el diente avulsionado sea un diente permanente, ya que los dientes temporales no deben ser reimplantados.
  2. Agarrar el diente por la corona, procurando en todo momento no tocar la raíz.
  3. Limpiarlo 10 segundos bajo el grifo con agua.
  4. Si nos es posible deberemos recolocar el diente dentro del alveolo y hacer al niño morder un pañuelo mientras acudimos de urgencia al odontólogo, preferiblemente especialista en endodoncia, quien maneja el trauma.
  5. Si no es posible, meteremos el diente en un recipiente con leche o suero e igualmente acudiremos a la clínica dental sin más demora a recibir un tratamiento dental de urgencia.

En nuestro consultorio odontológico en Bogotá están los especialistas dispuestos a tratar todas sus urgencias y emergencias odontológicas de una forma segura, rápida y efectiva.